The Rationalist architecture in the city

No toda la arquitectura sevillana de las primeras décadas del siglo XX era de tipo regionalista. Pero no nos engañemos, fueron sólo unos cuantos arquitectos los que se atrevieron a diseñar un tipo de arquitectura considerada vanguardista para la Sevilla de aquellos años. La aportación de estos arquitectos era aislada en un ámbito profesional y social no receptivo a nuevas ideas provenientes del los principales centros europeos.

La llamada arquitectura moderna o racionalista es aquella que se desarrolló a lo largo del siglo XX, creando una ruptura con la arquitectura anterior, donde la simplificación de las formas y la ausencia de ornato se combinan con el uso de nuevos materiales: hormigón, vidrio y acero. Los representantes más conocidos del momento en términos de arquitectura fueron Le Corbusier, Gropius, Mies Van der Rohe y Mendelsohn. El origen de esta corriente surge de una escuela, la conocida escuela de la Bauhaus.

Es importante tener en cuenta que si la arquitectura moderna en las primeras decadas del siglo XX en España ya era la periferia de los principales centros europeos, Sevilla se situaba desafortunadamente en la periferia de la periferia. A continuación, presentamos algunos de los ejemplos más interesantes de arquitectura racionalista en nuestra ciudad, escasos pero no por ello menos valiosos.

Casa Duclos 01

Casa Duclós

 Seguramente el primer ejemplo de arquitectura moderna en nuestra ciudad fue la casa Duclós, una obra desconocida y olvidada incluso por su propio arquitecto, José Luis Sert, hasta que un grupo de arquitectos de la ETSAS (Escuela Técnica Superior de Arquitectos de Sevilla) la descubre y da a conocer en el artículo “La obra olvidada: la Casa Duclós”. Este proyecto fue el regalo de bodas del arquitecto a su primo en 1929, y el primer ensayo donde pudo aplicar lo aprendido con Le Corbusier. Sert estuvo trabajando con el maestro suizo por un tiempo y la devoción por su arquitectura está visiblemente presente en esta obra. La apariencia exterior del edificio es mucho más interesante que el interior. La cubierta plana se muestra a través de una estructura de metal pensada para convertirte en un jardín colgante. La fachada de líneas depuradas se contrapone a las viviendas aledañas, de estilo propiamente sevillano y regionalista. Seguramente el esfuerzo por mostrar un lenguaje exterior nuevo en un ambiente ajeno, minimizó el esfuerzo por llevar nuevas ideas al interior del edificio.

Casa Duclos

Casa Duclós Plans

 Casi al mismo tiempo, se construía el mercado de la Puerta de la Carne en el barrio de San Bernardo. Aurelio Gómez Millán y Gabriel Lupiañez Gely proyectaron este edificio para un concurso local. Su propuesta se llevó el primer premio, destacando sobre el resto de proyectos de claro corte regionalista. El edificio se caracteriza por un perfil escalonado que permite la entrada de luz desde cualquier ángulo. La cubierta es el elemento esencial del proyecto, la cual cubre un gran espacio diáfano donde las actividades del mercado tenían lugar. Es una pena que este edificio lleve prácticamente en ruinas desde 1999. Muchos proyectos se han presentado para su rehabilitación, pero ninguno de ellos para devolver el mercado tradicional a su barrio.

Mercado Puerta Carne 01

Mercado Puerta de la Carne

 El próximo edificio es quizás el mejor ejemplo de arquitectura racionalista dentro del casco histórico. Es extraordinario como el lenguaje moderno de su fachada convive en armonía hasta hoy con un entorno lleno de monumentos históricos y emblemáticos. Situado muy cerca de la Avenida de la Constitución, este edificio de viviendas fue proyectado por los arquitectos José Galnares Sagastizábal y A. Wespi Schneider en 1936, poco antes del estallido de la Guerra Civil. La fachada es una combinación de volúmenes puros, donde los paños acristalados horizontales dentro del volumen curvo volado se encuentran con la malla vertical de ventanas que da luz a la caja de escaleras.

Casa Ybarra 01

Casa Ybarra

 Estos edificios pasan desapercibido ahora, pero para sus arquitectos, el abrirse camino en el contexto arquitectónico sevillano de aquellos años, era más o menos comparable a la construcción del tan admirado y la vez criticado Metropol Parasol hoy en día.

Ubicaciones:

Casa Duclós – Calle Cean Bermúdez, 5

Mercado Puerta de la Carne – Calle Demetrio de los Ríos, 11

Casa Ybarra: Calle Adolfo Rodríguez Jurado, 6