Jamón, aceite de olive, ajo, aceitunas, pan y especias. Nosotros ya estamos salivando pero entendemos que el turista no mediterráneo necesite una pausa de la cocina española—y sí, hay vida más allá de las tapas. En los últimos años Sevilla ha desarrollado una interesante oferta gastronómica que sacia incluso a los apetitos más exigentes.

Los Palillos 01

Los Palillos

Recuerdo la primera vez que comimos en Los Palillos, el mismo año de su apertura, y nos preguntábamos si la ciudad acogería bien la propuesta. Hoy estamos contentos de ver que han sorteado la crisis y nos siguen sorprendiendo de esa delicada y sabrosa mezcla de cocina japonesa y española. La ubicación y la terraza es un plus, especialmente en las cálidas noches de primavera y verano. Como digestivo te proponemos dar un paseo por la calle Pérez Galdós y visitar sus tiendas y galerías. Por la noche, la calle se transforma en el punto de encuentro de la gente joven y Erasmus.

Pero si necesitas borrar toda reminiscencia de cocina española sin renunciar a la vanguardia en cuanto se refiere a la comida japonesa, entonces Nikkei es tu sitio. El término Nikkei se utiliza para designar a los emigrantes originarios del Japón así como para referirse al estilo culinario desarrollado por los japoneses que viven en Perú. El local funciona tanto como para una primera cita como para una cena entre amigos. Ceviche es imperdonable sea cual sea la occasion. No olvides que estás en uno de los sitios más populares de uno de los barrios más animados así que no te arriesgues y reserva una mesa.

 

Nikkei 01

Nikkei

Da igual de dónde seas que el gusto por una buena hamburguesa es universal. Bajo el lema “hamburguesas hechas en serio no en serie” Burguett ofrece hamburguesas originales hechas con ingredientes de calidad. Para los no puristas, todos los días hay una sugerencia especial fuera de carta. Sin mesas fuera, Burguett es fácil de llegar pero difícil de alcanzar en un día soleado repleto de terracitas por el camino. Sé fuerte, ¡merece la pena!

Burguett 01

Burguett

No-lugar the art company es uno de esos lugares en los que te sientes reconciliado con la vida gracias a su cálida y acogedora decoración. Es perfecto para una informal y contundente cena. Las mesas grandes son la perfecta excusa para reunir a un grupo de amigos. La cocina es una mezcla de diferentes países mediterráneos y estilos. Aunque se hacen llamar un bar de tapas, ¡no tiene nada que ver con las tapas que hayas visto antes!

 

No-lugar Art Company 01

No-lugar Art Company 02

No Lugar the Art Company

No podíamos terminar sin incluir la opción italiana. Para aquellos que prefieren quedarse en casa, Piaceri Italiani ofrece una variedad de vinos, quesos y pasta fresca italianos para llevar que hacen de este lugar el punto de encuentro de los amantes de la cocina italiana y ex Erasmus nostálgicos de sus productos.