El metrosol parasol, popularmente conocido en Sevilla como las Setas, se ha convertido en el hito arquitectónico más innovador de los últimos tiempos. Esta rompedora construcción es probablemente el proyecto más arriesgado y estimulante llevado a cabo en la ciudad en el último siglo y la mayor estructura en madera del mundo.

Setas Parasol 02

El proyecto en su concepción tenía como objetivo principal recuperar el uso público de la plaza de la Encarnación, devolver al barrio su mercado de abastos y eventualmente integrarlo con las ruinas arqueológicas encontradas durante las excavaciones.

Setas Parasol 07

Setas Parasol 03

Durante casi 40 años la plaza que acogía el mercado estuvo vacía. El antiguo mercado fue demolido debido a daños en la estructura y fue alojado provisionalmente en otro edificio. Durante este tiempo, el mercado y el área languidecieron. En 2004, el gobierno local finalmente llamó a concurso público a arquitectos de todo el mundo a participar con el único objetivo de reactivar la plaza como espacio urbano multifuncional y reconectarlo con la ciudad.

Setas Parasol 01

El diseño del arquitecto berlinés Jurgen Meyer, cautivó al jurado por su ambición y sus formas futuristas que contrastaban con la tradicional arquitectura de los alrededores.  El proyecto se estructura en 5 niveles. El mercado con 40 puestos se sitúa en la planta baja y recupera su merecido esplendor. Por debajo del anterior, uno puede admirar el Antiquarium. Gracias a sus transparentes pasarelas, los visitantes pueden disfrutar de las ruinas del S.XII y  S.XIII en un área de casi 5.000 m². En la planta superior al mercado, se encuentra la Plaza Mayor, un espacio abierto donde suelen citarse skaters y niños jugando a la sombra de la estructura. Dicho espacio de acceso gratuito puede estar cerrado debido a eventos privados. Arriba, en el mirador, podrás disfrutar de la amplia e impresionante vista. ¡Ver el atardecer es una maravilla! En la última planta, se encuentra un espacio reservado para eventos con una capacidad para 300 personas.

Setas Parasol 04

El proyecto tuvo que hacer frente a varias vicisitudes desde su concepción tanto desde un punto arquitectónico como de ingeniería. Uno de los mayores retos fue definir el material para su construcción. En un primer momento la estructura fue concebida en acero, pero la idea fue pronto desechada debido a las altas temperaturas que alcanza la ciudad, especialmente en los meses de verano. Al final, Meyer y su equipo optó por madera micro laminada de bosques nórdicos sostenibles, el cual constituye un material más ligero y permeable.

Setas Parasol 05 Setas Parasol 06

El diseño está inspirado –sorprendentemente–en los arcos de la Catedral gótica de Sevilla. Meyer quedó fascinado por la estructura y el imponente espacio y decidió crear una especie de catedral sin muros en sus propias palabras. El resultado, 6 parasoles con forma de setas gigantes con una dimensión de 150 por 70 metros y aproximadamente 26 metro de altura. El proyecto fue completado con éxito en 2011 y desde entonces sus defensores no han hecho más que aumentar, seduciendo a críticos y visitantes. ¡No te lo puedes perder!