Sevilla es una ciudad orgullosa de su tradición e identidad. Identidad que permanece (casi) inmutable a las tendencias. Esta tradición también se ve reflejada en la hostelería donde la mayoría de sus bares más emblemáticos se mantienen al margen del frenesí de los tiempos modernos.

Hoy presentamos una lista pulida de los bares más genuinos de Sevilla. Lugares legendarios cuya idiosincrasia y singularidad los hacen únicos. No son necesariamente donde mejor se come o se bebe, pero simplemente no te lo puedes perder.

No podíamos empezar sin El Rinconcillo que presume de ser el bar más antiguo de la ciudad.  Desde 1670 ha venido siendo un sitio de encuentros y conversación, a la vez que un lugar curioso y encantador para visitar. Quizás se trate de su tapa de espinacas con garbanzos.Rinconcillo 03

Rinconcillo 01

El Rinconcillo

En el corazón del famoso barrio de Triana, encontrarás Sol y Sombra, un lugar igualmente reconocible y reconocido por sus tapas como por su decoración. Da igual donde te coloques, estarás rodeado por la decoración típica andaluza con el toro como protagonista. Las chacinas como el jamón ibérico son el gran reclamo, pero eso no es todo. Todo está bueno aquí.

sol y sombra 03

Sol y Sombra

Con vistas a la Catedral y a la Giralda, la famosa calle Mateos Gagos ofrece un inesperado y sencillo interludio. Hablamos de El Peregil. Este diminuto bar tiene un encanto especial que es difícil de describir así que pásate por aquí, pide un vino de naranja y salte fuera a mirar turistas y locales que pasan por delante antes de continuar tu paseo hacia el barrio de Santa Cruz. Un apunte: trata de evitar ir al baño. Las Columnas, a pocos pasos, es otra parada obligada si sales de cervezas.

Peregil 01

Taberna Peregil

En la misma calle pero un poco más arriba, puedes encontrar un bar con la refrescante cerveza que le vale el nombre al bar La Fresquita y que contrasta con el peculiar e intenso olor a incienso y la variedad de imágenes de tallas de Semana Santa. Si te marea un poco, sal fuera y cruza en frente donde tiene algunas mesas, pero déjate antes aconsejar con el plato del día.

La Fresquita 00

La Fresquita

En el corazón del centro, Casa Moreno es nuestro sitio favorito para sorprender a los amigos que nos visitan en Sevilla. Disfrazada de tienda de desavío, este pequeño lugar tiene al fondo un bar donde podrás disfrutar de un ambiente de lo más atípico y de sus conservas, montaditos, quesos y chacinas. Más tarde de las 2 de la tarde es casi imposible encontrar un hueco libre así que trata de ajustarte a los horarios internacionales.

Casa Moreno 02

Casa Moreno

Lo verdaderamente sorprendente de nuestro siguiente bar es que probablemente no pondrás un pie en él. Todo pasa fuera, en la plaza, donde hay varias mesas para compartir. Estamos en la Antigua Bodeguita pero apuesto a que sólo unos pocos de toda la gente que hay ahí fuera conocen el verdadero nombre del bar popularmente conocido como El Salvador, en referencia a la Iglesia que se encuentra justo en frente y que por cierto merece la pena visitar. El Salvador es además, el lugar de encuentro por excelencia en Sevilla entre los locales. Gestionado por eficientes camareros, llegarás a la barra antes de lo que imaginas a pesar de sus largas colas.

Salvador 01

El Salvador

La guinda del pastel de esta selección es el controvertido bar El Garlochi. Las opiniones están igualmente divididas entre irreverente y legendario. El bar no sirve comida y abre sobre las 9 de la tarde aunque no es hasta la 1 de la madrugada cuando se llena. El local te recibe con una decoración Kirsch y un ambiente surrealista. No te decepcionará si te decimos que no has estado en un lugar como este. Populares cocteles y la famosa Sangre de Cristo se sirven en este peculiar bar. Te lo advertimos, este lugar puede herir tu sensibilidad…